Translate a otros idiomas

Wednesday, January 28, 2009

Idaho, USA:




Idaho, estado situado en la región de las montañas Rocosas de Estados Unidos; limita al norte con la provincia canadiense de la Columbia Británica, al este con Montana y Wyoming, al sur con Utah y Nevada, y al oeste con Oregón y Washington. Una parte de la frontera oriental de Idaho la forma la Divisoria Continental o cordillera Norteamericana (la cresta de las montañas Rocosas), y el cauce del río Snake constituye parte del límite oeste del estado. Sus principales ciudades son Boise (la capital), Pocatello, Idaho Falls, Nampa, Lewiston y Twin Falls.

Territorio y recursos

Con una superficie de 216.445 km², la altitud del territorio de Idaho varía desde los 216 m en la llanura aluvial del río Snake, en Lewiston, hasta los 3.859 m que alcanza la cima del Borah Peak. La altitud media es de 1.500 metros.

Las principales regiones fisiográficas de Idaho son: las montañas Rocosas al norte, la meseta de Columbia al sur y oeste, y la Gran Cuenca al sureste. Casi los dos tercios septentrionales del estado están ocupados por las montañas Rocosas. En general, la altitud de las cumbres de las cordilleras descienden hacia el noroeste desde la cresta de la cordillera Bitterroot, en la frontera con el estado de Montana. Formada principalmente por jóvenes rocas graníticas, esta región es notable por sus vastas extensiones de bosques.

El área de la meseta de Columbia ocupa gran parte del tercio meridional del estado, así como la frontera septentrional en dirección a Coeur d’Alene. La meseta se formó por la acumulación de corrientes de lava; los suelos que se desarrollaron sobre ella (áridos suelos volcánicos rojizos) son fértiles. El río Snake atraviesa esta región y su llanura, relativamente ancha, que constituye el corazón agrícola de Idaho. Por la parte suroriental del estado se extiende la Gran Cuenca.

Su principal río es el Snake, que, junto a sus afluentes más importantes —el Clearwater, el Salmon, el Payette y el Boise— recorre la zona meridional y central del estado. El Kootenai, el Pend Oreille y el Spokane drenan la parte norte de Idaho. También en el área montañosa del norte se pueden encontrar numerosos lagos naturales.

A pesar de la distancia del océano Pacífico, Idaho posee un clima suavizado por el aire procedente del océano. Los vientos cargados de humedad dan lugar a precipitaciones de hasta 1.270 mm anuales sobre las vertientes occidentales más altas de las Rocosas, la mayor parte en forma de nieve durante el invierno. La llanura del río Snake y la región de la Cuenca y Cordillera son mucho más secas; muchas de sus áreas reciben menos de 254 mm de precipitaciones al año. Los efectos moderadores del aire marino hacen que las temperaturas medias sean en invierno más cálidas y en verano más frescas que las de los estados de las Grandes Llanuras.

El estado es popular por sus bellos bosques de coníferas (especialmente de pinos blancos del oeste) que ocupan las regiones montañosas. El pino amarillo del oeste y el abeto de Douglas crecen a inferior altitud, dando paso al alerce y al pino blanco del oeste y, en alturas superiores, a piceas y abetos. La región de la Gran Cuenca posee una vegetación de bosques de pinos piñoneros y sabinas. La fauna incluye el ciervo de Virginia, el ciervo mulo, el alce, el wapití, la oveja de monte, la cabra montesa, el oso negro, el zorro, la ardilla listada, el arrendajo y el halcón. Otras especies que también se pueden encontrar son los pumas, los coyotes, los conejos y los tejones.

El estado se encuentra entre los primeros productores de plata, antimonio, vanadio y granates, y cuenta con las principales fuentes de fosfatos, plomo, oro y cinc del país.

La agricultura aporta aproximadamente el 10% del producto estatal bruto anual. Idaho está entre los primeros estados en cuanto a la producción de patatas (papas) y el tercero en la de remolacha azucarera. También es importante la cría de ganado, en particular vacuno (ternera), y el cultivo de heno, trigo y cebada.

La industria maderera es notable, sobre todo en el norte del estado. La mayor parte de la producción es de maderas nobles; el abeto de Douglas, el pino ponderosa y el pino blanco son las variedades comerciales más destacadas. Otras industrias importantes son las de alimentos procesados, las papeleras y las químicas.

En 2007, Idaho tenía 1.499.402 habitantes. La población blanca supone el 91%, y la negra, el 0,4%. Son de origen hispano 101.690 habitantes, fundamentalmente mexicanos. Los principales grupos de amerindios son los nez percé y los shoshón.

La primera escuela de Idaho fue fundada alrededor de 1830; era una escuela misionera para los indígenas nativos de este lugar. Hoy, el estado cuenta con varios centros de educación superior.

En gran parte, los lugares de interés histórico del estado se hallan a lo largo de las rutas que siguieron los pioneros en su migración hacia el Oeste, como el camino de Oregón, utilizado en la expedición de Lewis y Clark (1804-1806). Los dos monumentos nacionales más importantes de Idaho son: el Monumento nacional de Cráteres de la Luna, cerca de Arco, y el Hagerman Fossil Bed. El cañón del Infierno, la garganta más profunda de toda Norteamérica, y las cataratas Shoshone, con una caída de 65 m —mayor que la de las cataratas del Niágara— se encuentran en el río Snake.

Las montañas, lagos y corrientes, así como sus vastas regiones naturales hacen de Idaho un lugar ideal para la práctica de actividades al aire libre, como el esquí, la caza, el excursionismo, la acampada, el remo y la pesca. Las estaciones de esquí más importantes son Silver Horn y Sun Valley.

El jefe del ejecutivo es un gobernador, elegido por un periodo de cuatro años. La Constitución no limita el número de periodos que tanto el gobernador como el vicegobernador pueden desempeñar el cargo. En el ámbito nacional, Idaho designa dos senadores y dos representantes para el Congreso de los Estados Unidos.

Historia

La región ocupada hoy día por Idaho pertenecía originalmente al País de Oregón, extenso territorio que fue reclamado por Estados Unidos, Gran Bretaña, España y Rusia durante el primer cuarto del siglo XIX. Los pueblos indígenas que habitaban la región eran los shoshone, los bannock, los nez percé y los kutenai. Los primeros exploradores blancos fueron los estadounidenses Meriwether Lewis y William Clark, que recorrieron estas tierras en 1805 y 1806. A éstos les siguieron los comerciantes de pieles de compañías británicas y estadounidenses. Los británicos tomaron el control absoluto durante la guerra de 1812, pero en 1818 Gran Bretaña permitió a los Estados Unidos ocupar la región. España y Rusia renunciaron a sus demandas sobre el territorio en 1819 y en 1824, respectivamente. La actividad comercial en Idaho se extendió con la construcción en 1834 de Fort Hall, cerca de Pocatello. La rivalidad comercial entre británicos y estadounidenses finalizó en 1846, con la firma del tratado por el que Gran Bretaña y los Estados Unidos reorganizaban la jurisdicción sobre toda la región al sur del
paralelo 49.

En 1861 dio comienzo en Idaho un movimiento migratorio a gran escala, consecuencia del descubrimiento de oro en un afluente del río Clearwater. El 4 de marzo de 1863, el gobierno de los Estados Unidos constituyó el Territorio de Idaho, formado por el actual Idaho, Wyoming, Montana y parte de Dakota del Sur, Dakota del Norte y Nebraska. Las actuales fronteras de Idaho son el resultado de la formación de los Territorios de Montana, en 1864, y de Wyoming, en 1868.

La economía territorial creció constantemente durante el periodo entre 1870 y 1880. La cría de ganado se convirtió en su principal actividad. Se construyeron líneas de ferrocarril y se descubrieron nuevos y ricos yacimientos minerales. Entre 1870 y 1880, varios grupos de indígenas, ofendidos por la invasión de sus antiguos dominios, atacaron las colonias del Territorio de Idaho. Las tropas federales reprimieron estos levantamientos y los indígenas fueron finalmente confinados a las reservas. En 1890, Idaho se convirtió en el estado número 43 de la Unión. Ya entonces era el principal productor de plata y comenzó a desarrollar una importante industria comercial maderera. Los proyectos federales de regadío convirtieron grandes áreas desérticas en tierras de labranza, provocando un gran crecimiento agrícola durante la I Guerra Mundial y la II Guerra Mundial.

En 1951, por primera vez en la historia, una base de pruebas de reactores nucleares generó electricidad a partir de la energía atómica (véase Energía nuclear). A mediados de la década de 1970, la base se había convertido en un importante laboratorio de ingeniería bajo la jurisdicción del departamento de Energía de los Estados Unidos.

Mientras, a causa de la popularidad de las regiones montañosas, como Sun Valley, la industria turística de Idaho experimentó un gran auge, que ha continuado durante la década de 1990 y ha motivado el desarrollo de nuevos centros turísticos.



Montañas Rocosas o Rocallosas:

Montañas Rocosas o Montañas Rocallosas, cadena montañosa del oeste de Norteamérica, que se extiende a lo largo de 3.200 km desde el centro del estado de Nuevo México (Estados Unidos) hasta el noreste de la provincia de Columbia Británica (Canadá). Constituye uno de los principales conjuntos montañosos de todo el subcontinente. Las Grandes Llanuras bordean la vertiente oriental de las Rocosas, mientras que el límite occidental está formado por la Gran Cuenca y el denominado Foso de las Montañas Rocosas, una meseta que se extiende desde el noroeste de Montana hasta el norte de Columbia Británica y que separa la cadena montañosa de las cordilleras que, paralelas, se extiende por su vertiente occidental. Las montañas Rocosas forman parte de la gran divisoria que separa los ríos que desaguan en los océanos Atlántico y Glacial Ártico de los que desembocan en el océano Pacífico. En las Rocosas nacen los siguientes ríos: Arkansas, Colorado, Columbia, Missouri, Bravo (Grande del Norte), Saskatchewan, Fraser, Peace y Snake.

La ciudad de Boise, capital de Idaho:


Boise, ciudad más extensa y capital del estado de Idaho, y sede del condado de Ada, en Estados Unidos.


Se encuentra a orillas del río Boise, en la zona suroccidental del estado.


En ella radican las oficinas centrales de empresas dedicadas a la fabricación de microchips informáticos, y de productos alimenticios y derivados de la madera, así como compañías relacionadas con la construcción y los servicios.


Es el eje económico de la única zona metropolitana de Idaho y provee de servicios financieros, médicos y comerciales a gran parte de la zona meridional de dicho estado, e incluso a la región oriental del de Oregón.


También son vitales para la economía de la ciudad las actividades relacionadas con la administración pública, tanto estatal como federal; así, por ejemplo, debe mencionarse la importancia del National Interagency Fire Center, organismo encargado de coordinar la lucha contra el fuego en Estados Unidos. La ciudad dispone de una terminal aérea que garantiza el transporte por este medio.

Los principales centros de enseñanza de Boise son la Boise State University (1932) y el Bible College of Boise (1945). Entre sus instituciones culturales más notables destacan el Discovery Center of Idaho (que alberga más de 100 exposiciones científicas), el Museo Histórico de Idaho (que exhibe elementos relacionados con las diversas culturas que contribuyeron al desarrollo del estado), el Museo y Centro Cultural Vasco de Idaho (homenaje a la gran contribución realizada por los inmigrantes vascos) y el Museo de Arte de Boise.


La ciudad también posee compañías de ballet y de ópera, y una orquesta filarmónica. Otros puntos de interés son el Capitolio del Estado (1905–1920); la Congregación Beth Israel (1895), la sinagoga más antigua al oeste del Mississippi; el distrito histórico de la avenida de Warm Springs, donde se encuentra el primer hogar americano que utilizó calefacción con agua caliente; la antigua penitenciaría de Idaho, utilizada con tal fin desde 1870 hasta 1973 y que en la actualidad puede ser visitada por los turistas, y un centro natural en el que se pueden conocer los diferentes ecosistemas presentes en el estado. Cada mes de junio se celebra el Festival del Río Boise.

Los intentos de los cazadores de pieles franco-canadienses para colonizar la región a principios del siglo XIX se vieron frustrados por la hostilidad del pueblo shoshón.


Sólo el descubrimiento de oro catalizó el establecimiento de una colonia permanente de colonos blancos, hecho que no se produjo hasta 1863. Pronto se edificó un destacamento militar, Fort Boise, y en sus proximidades nació la ciudad, que creció rápidamente, gracias en parte a su ubicación geográfica, localizada en la encrucijada de la ruta de Oregón y las que se dirigían hacia las minas de oro próximas.


A éstas acudieron muchos inmigrantes chinos, los cuales, hacia 1870, superaban ya en número a los mineros blancos, y que más tarde se convirtieron en granjeros, comerciantes y propietarios de restaurantes.


En 1864 Boise pasó a ser ciudad y capital del Territorio de Idaho, y cuando éste adquirió la condición de estado de la Unión en 1890, Boise conservó la capitalidad. La aprobación de la National Reclamation Act (1902) permitió la construcción del embalse de Arrowrock y facilitó el desarrollo de los cultivos de regadío. Su crecimiento fue todavía mayor cuando, en 1925, la línea férrea Union Pacific incluyó a Boise en su itinerario. A mediados de la década de 1980, el establecimiento de dos grandes plantas de producción de componentes electrónicos relanzó su economía.



Otros factores que contribuyeron al rápido desarrollo de Boise fueron el relativamente bajo coste de vida, la alta calidad de la misma, las ventajas fiscales para las actividades empresariales, y su papel como nudo de comunicaciones de la región. El nombre de la ciudad deriva de la palabra francesa boisé (‘arbolado’), que los tramperos franco-canadienses aplicaron inicialmente al río Boise, a principios del siglo XIX, ya que sus orillas estaban delimitadas por árboles.

Boise tiene 165 km² de superficie, cuya altitud media es 821 m. Población (2006), 198.638 habitantes.

Escrito desde La Habana:


Lokomotiv.
Escrito por Yoani Sanchez
.



Comenzó con un pico y una pala, sembrando los pesados travesaños que soportan las líneas de los trenes. Su padre había sido también ferroviario y un tío logró incluso conducir los vagones, cargados de cañas, hasta el central.


Era muy joven y ya su vida estaba unida al itinerario de una locomotora, con su hilera de coches estridentes y repletos. Pasados algunos años, logró tener –finalmente- un timón entre sus manos y llevar la serpiente metálica por los campos cubanos. Mi padre se hizo maquinista, cumpliendo con una larga estirpe familiar, que llevaba décadas unida al ferrocarril.


Más de una vez, yo misma manejé una de esas máquinas en algún tramo tranquilo, mientras él supervisaba mis movimientos y me enseñaba a tocar el silbato. “Tuvimos trenes antes que España” decía mi abuelo paterno, siempre que alguien le preguntaba sobre su trabajo. Así crecí, oliendo el metal de los frenos que chirriaban en cada parada y dándole cuerda a mi trencito de juguete, rodeado de arbolitos de plástico y vacas en miniatura.


La caída del socialismo en Europa hizo que se descarrilara la profesión familiar. Muchas locomotoras se pararon por falta de piezas, los viajes se hicieron más espaciados y las tardanzas habituales. Salir de La Habana con rumbo a Santiago podía demorar lo mismo veinte horas que tres días.


En algunos pueblos pequeños, los vagones eran asaltados por campesinos necesitados que robaban parte de la mercancía transportada. Los altavoces de la estación central repetían sin cesar: “La salida del tren con destino a… ha sido cancelada”. Mi padre se quedó sin trabajo y sus colegas comenzaron a ganarse la vida en diversas labores ilegales.


De ese accidente no se ha recuperado el ferrocarril en Cuba. Líneas envejecidas, largas colas para comprar un boleto y la caída en desgracia de toda una profesión, han hecho que este medio de transporte goce de la peor de las reputaciones.


“Al ritmo que vamos, dejaremos de tener ferrocarril antes que en la Península” dice mi padre con sorna. Su mirada no está fija en la rueda que comienza a desmontar –en su nueva profesión de ponchero de bicicletas- sino que mira a un punto más allá, a esa mole de hierro que él guió por esta Isla larga y estrecha.

Nota: Tomado del blog de Yoani Sánchez.

Tuesday, January 27, 2009

Opinión:

Anonymous said...

Este blogger me gusta, es interesante y diverso
Miguel AntonioFrnacia
2:27 PM

Escrito desde Cuba:


LA NOTA Y EL TONO

Por Miguel Iturria Savón
LA HABANA,
Cuba, enero (www.cubanet.org) -


Desde hace una década Pablo Milanés insiste en dar una nota discordante. El cantor hace declaraciones como un ministro disidente sin romper el cordón umbilical con el régimen que lo aupó desde sus años juveniles, cuando pasó de la ranchera al filing y del bolero a la nueva trova, de la cual es un ícono junto a Silvio Rodríguez, quien ejerció como diputado de la monocorde Asamblea Nacional del Poder Popular.Pablo y Silvio llegaron al invierno de la creación con una vasta discografía, algún dinerito y una cronología de viajes que empequeñece a Marco Polo.


El tema y las variables de sus canciones han pasado de moda pues la magia revolucionaria que los contagió es historia antigua. Quizás por eso vacían el tintero de nostalgias y pesadillas con declaraciones contrapuestas.Silvio habla de cambios para preservar la revolución; Pablo cruza el umbral del pasado y critica a los dioses del naufragio insular. Los matices son secundarios. Ninguno de los dos necesita la máscara revolucionaria del castrismo, pero están atrapados por los compromisos con la dictadura que los convirtió en cantores del reino.La reciente declaración de Pablo Milanés en Vigo, donde anunció la gira por España que comenzará el 16 de febrero en Madrid, fue algo más que un signo musical. El intérprete dio una nota que atraviesa el pentagrama cubano. Su tono, grave y agudo a la vez, expresó el descontento con la realidad nacional, mientras evocaba su nostalgia por La Habana.Pablo dijo, entre otras cosas: “Hay que dar paso a las nuevas generaciones.


El socialismo cubano se ha estancado, estamos paralizados. El cubano no puede vivir más de promesas. Muchos tienen miedo a hablar por la censura y la represión”


.Cuando le preguntaron si confía en que Raúl Castro dé un paso hacia adelante, respondió: “No confío ya en ningún dirigente cubano que tenga más de 75 años porque todos pasaron sus momentos de gloria, pero ya están listos para ser retirados. Tenemos que hacer reformas en muchísimos frentes porque nuestros dirigentes ya no son capaces.


Sus ideas de antaño se han vuelto reaccionarias”.Pablo habló de las glorias pasadas, de “un futuro que no acaba de llegar”, de los jóvenes que emigran para proyectar lo que estudian, de las familias divididas, los prejuicios contra los homosexuales, la represión callada y oculta, del valor y la dignidad ante la situación que atraviesa Cuba, y de que “no hacen falta dictadores en ningún lugar para nada”.


El gran trovador habló de temas puntuales como el Buena Vista Social Club, la elección de Barack Obama en los Estados Unidos, el bloqueo y el autobloqueo “utilizado para defendernos de nuestros errores” y de la necesidad de recuperar los valores perdidos.En la última entrevista ofrecida por Pablo Milanés en España, el cantante sube el tono y eleva su voz al rango de denuncia. Quizás por eso circula de mano en mano entre sus seguidores en La Habana.

Nota: Tomado de Baracutey Cubano.

Escrito desde Cuba:


Víctima, no responsable:




Podría pasarme el día asustada, escondiéndome de esos hombres apostados allá abajo. Llenaría cuartillas con los costos personales que me ha traído este blog y con los testimonios de quienes han sido “advertidos” de que soy una persona peligrosa.


Bastaría con que lo decidiera y cada uno de mis textos sería una larga queja o el dedo acusador de quien busca la culpa siempre afuera. Pero sucede que no me siento víctima, sino responsable.


Estoy consciente de que he callado, que he permitido a unos pocos gobernar mi isla como si de una hacienda se tratara. Simulé y acepté que otros tomarán las decisiones que nos tocaban a todos, mientras me escudaba en el hecho de ser demasiado joven, demasiado frágil.


Soy responsable de haberme colgado la máscara, de haber usado a mi hijo y a mi familia como argumento para no atreverme. Aplaudí -como casi todos- y me fui de mi país cuando estuve harta, diciéndome que era más fácil olvidar que intentar cambiar algo.


También cargo con la deuda de haberme dejado llevar -algunas veces- por el rencor o por la sospecha, que hicieron mella en mi vida.


Toleré que me inocularan la paranoia y en mi adolescencia, una balsa en medio del mar, fue un deseo frecuentemente acariciado.


Sin embargo, como no me siento víctima, me subo un tanto la saya y le enseño mis piernas a los dos hombres que me siguen a todas partes. No hay nada más paralizante que una pantorrilla de mujer cuando le da el sol en medio de la calle.


Como tampoco tengo madera de mártir, intento que no me falte la sonrisa, porque las carcajadas son piedras duras para los dientes de los autoritarios. Así que continúo mi vida, sin dejar que me conviertan en puro gemido, en sólo un lamento. A fin de cuentas, todo esto que hoy vivo ha sido producto también de mi silencio, fruto directo de mi anterior pasividad.
2441 opiniones

Nota: Tomado del blog de Yoani Sánchez.

Nemecia:flor carbonera....Y hasta rompía las piedras con laspiedras de sus callos:

yunio me dio estos datos paa que te los diera, dice que le hace falta este medicamento para el niño.Grisocolbin en cucharadas , y que su numero es el 4 y el del niño el 36, Que le escribas y lo mantengas al tanto , Bye.

Nota: Escrito por un cubano de a pie.

La joven escribe desde Cuba:


Asunto: de yurima

Bruja aquí estoy te diré que nos pusimos muy contentas con tu correo , no te imaginas la cara de alegría que puso lino cuando le dije lo de los zapatos jajajajajajjajaja, dice lino que su niña no tiene numero la niña tiene 6 mese de nacida y dice Chicho que su hermanita lo que tiene son 3 años que valores un pie chiquito aunque dice el que esos zapatos se le quedan rápido , el se puso muy contento con la noticia me dijo que ya el amigo había arreglado la computadora
que pronto te escribía , la flaca se alboroto con la noticia , y dijo que te dijera que aquí todo el mundo esta del mismo gordo no hemos cambiado, jajajjajaja, pero dime si es seguro que tu papa viene , ya saco el pasaje , o es que lo tiene en planes , bueno saliendo un poco del teme te diré que vi a Paco los otro días que flaco esta se esta muriendo si lo vez no lo conoces , hable con ania los otros días me dijo que te iba ha escribir , de mi no tengo mucho que contarte igual del trabajo a la casa y de la casa al trabajo , mi papa sigue en su guagua y con el amor de su vida ,michy, mija cuando vas a venir por fin ya no me digas mas que pronto me dices el día que tengas el boleto en la mano y este próximo a tu llegada , no me has contado como te va de mamá ya tu niña debe estar grandecita no me has mandado ninguna
foto mija , bueno chaito por ahora, pienso escribirte pronto , creo que me voy a perder por unos días porque yaima va a salir de vacaciones porque su hermana viene así que ya tu sabes escríbeme que yo te aviso cuando sale yaima de vacaciones


un besote , cuídate mucho:


Yurima

La gente clama desde Cuba por zapatos aunque no sean blancos:


De Tato


Fecha:
Sat, 24 Jan 2009 14:03:18 -0500

tengo a Tato a mi lado responde a tu solicitud del correo tuyo que me pasaste ayer:

Mi hermano, me alegraría que estuvieras bien, por acá todos esta mos bien y muy contento porque al fin puedas venir...


las niñas de Elsita son dos, Yerena y Angela...Yerena tiene dos años y el número de zapatos es 26...y Ángela tiene quince años, los cumple ahora , y el número de zapatos es el 38...


las niñas de Deysi son dos y tiene dos varones también; se llaman Anay que tiene doce años y el número de zapato es el 37...y Amanda que tiene diez años y el número de zapatos también es el 37...Jaidel tiene 4 años y el número de zapatos es el 26 y medio. ..y Andymaykel que tiene 19 años y el número de zapatos es el 41...
el niño de Lazarita se llama Lázaro tiene 14 años y el número de zapatos es el 37...

te diré que tu sobrina Yenisel no es la que dio a luz, sino Noraymy la mujer de Papito...que tiene ya dos hembras ahora...una de siete años y la otra de cuatro meses...dice Papito, que para la niña chiquita no le compres zapatos.... que le traigas cualquier otra bobería...y para la grande que le compres un par de zapaltillas del número 37...

dice tu prima Yenicel que le mandes algo a ella de maquillaje y algo para quitarse el tinte negro que se dio y no tiene cómo quitárselo,

Aquí te mando los teléfonos que pediste:

Papito (celular) 59741721
Pública cercana de mi casa 658054


(esta es la casa de Orestes y de Delia, si me dejas un recado primero y cuelgas rápido, ellos me van a buscar enseguida y así vuelves a llamar y hablamos)

Dice Tato además que recuerdes el reloj que tú le dijiste que le ibas a mandar y era el que podías incluso meter een el agua...

saludos a todos por allá

un abrazo

Tato
(y otro mío

Lalo)

Monday, January 26, 2009

Desde Cuba y Madrid:



Condenas paralelas
Por Raúl Rivero
Madrid --


Los presos políticos cubanos, que dormirán esta noche en cualquiera de las 300 prisiones de la dictadura, sufren día a día el rigor del encierro, el hambre y otras penurias naturales de unas instalaciones estalinistas o norcoreanas.
Y padecen un castigo añadido, despiadado y sistemático, fruto de la arbitrariedad, el odio y ciertas patologías de los carceleros.
Parece que algunos de los encargados de mantener entre esos muros infestados a un poco más de dos centenares de opositores pacíficos no están satisfechos. Necesitan que, por encima de la severidad de la pena impuesta en los juicios circenses y entre los renglones de la prosa de cuartel de sus letrados, los hombres que se han enfrentado con valor al régimen cumplan una condena duplicada.
Quieren que el enemigo pague por haber descubierto la verdad y por defenderla. Quieren que quienes actuaron como personas libres en medio del terror, renieguen de la palabra libertad y de sus ecos peligrosos.Por eso, a un hombre que cumple 20 años de cárcel por escribir, Ricardo González Alfonso, le niegan ahora la posibilidad de que hable por teléfono unos minutos con sus hijos y le provocan que le suba la presión arterial y se hagan más graves los padecimientos que ha acumulado en seis años de encierro.Esa es una condena extra.
Como es extra la medida de confiscarle la prensa y textos religiosos a Adolfo Fernández Sainz, Pedro Argüelles Morán y Antonio Díaz Sánchez en la cárcel de Canaleta y obligarlos a hacer una huelga de hambre de tres días para que les devuelvan sus pertenencias.Es parte de esa política confinar en un destacamento con presos comunes enfermo de tuberculosis a los prisioneros Librado Linares, Eduardo Pacheco y Orlando Zapata. Lo es también presionar a delincuentes peligrosos, como hacen los militares en la cárcel de Las Tunas, para que ataquen y golpeen a activistas de derechos humanos como Alfredo Domínguez y José Daniel Ferrer García.Estos episodios pueden estar sugeridos en los manuales carcelarios, pero la iniciativa privada del verdugo, le da los toques finales y el tinte único. Así está inválido y abandonado en la prisión Nieves Morejón, el opositor Orestes Yumar Julién.
Uno de los casos más notorios de condenas ampliadas es el de el periodista Normando Hernández, trasladado hace poco para el Hospital Nacional de Reclusos en La Habana, después de un periplo de seis años por las celdas de castigos en cárceles de Pinar del Río y Camagüey.Hernández denunció que está sometido a un lento proceso de asesinato.En esa nómina de reos sujetos a maltratos de diferentes categoría, donde se incluyen golpizas, están los nombres de Víctor Rolando Arroyo, Ariel Sigler Amaya, Jorge Luis González Tanquero, Nelson Molinet Espino, Eduardo Díaz Fleitas y el médico José Luis García Paneque, entre otros.
La documentación de estos y otros casos, así como la aproximación más responsable y directa de la realidad de Cuba, está en el informe del año 2008 que dieron a conocer desde la isla el Consejo de Relatores de Derechos Humanos y los Círculos Democráticos Municipales.Para los defensores de la democracia, lejanos y enfermos en sus calabozos, todas las condenas y todos los daños. Mientras tanto, los aviones presidenciales de América Latina y otros rumbos, uno a uno, sobre la losa del aeropuerto de La Habana, como si sus conspicuos pasajeros no supieran que la gloria de las dictaduras es humo. Y su fin ceniza.

Nota: Tomado del blog Baracutey Cubano.

Friday, January 23, 2009

Escrito desde Cuba:


CUANDO DIOS ESTÁ POR MORIR
Por Guillermo Fariñas Hernández


Santa Clara, Villa Clara, enero 22 de 2009, (SDP)



Muchos fanatizados seguidores del Fidelismo ortodoxo, imbuidos del clímax personalista de este modo de gobernar, llegaron a creer que el legendario y barbudo Comandante en Jefe de la Revolución Cubana era un Dios.


Si así no lo creían, por lo menos sus más racionales partidarios lo tomaron como una especie de semidiós.Castro se transformó en un legítimo icono para los militantes de la izquierda mundial tras desafiar a sus patrocinadores soviéticos por retirar sin su consentimiento los cohetes nucleares rusos que en 1962 dieron lugar a la Crisis del Caribe. Fidel Castro pidió públicamente a Nikita Jruschov que disparara primero los misiles.


Así sentó una imagen del estadista portador de una valentía proverbial e irracional que muere por sus ideas y es capaz de arrastrar con su sacrificio a todo un pueblo.


Era una proyección de personalidad algo alocada, pero con un espíritu de inmolación inquebrantable antes de cejar en sus ideales y posiciones.Después se hizo famosa su proclividad en fomentar focos guerrilleros en casi todos los países de África, Asia y América Latina en pleno desafío a las dos grandes potencias mundiales involucradas en la Guerra Fría. El apogeo vino con la creación de los “Afrikan Corps” cubanos y su envío a Angola y Etiopia.


Fidel tiene ahora 81 años cumplidos y desde el 31 de julio del 2007 se encuentra imposibilitado de poder ejercer el poder por una delicada intervención quirúrgica en su sistema gastrointestinal. En los pocos videos o fotos que ha divulgado el aparato de (des)información ideológica del Castrismo, aparece muy desmejorado.


Sorpresivamente, Hugo Rafael Chávez Frías dijo en su semanal programa “Aló Presidente”, el 11 de enero del 2009: “Al compañero Fidel Castro no se le verá más en público, pero eso no tiene ninguna importancia ahora, porque Fidel es de esos hombres que no necesitan de su presencia física para trascender”.


Esta expresión ha causado toda una conmoción entre los cubanos de a pie porque resultó interpretada como un aviso de la inminente muerte del histórico líder, que hace casi un mes no publica sus acostumbradas “Reflexiones” en la prensa al servicio del único partido político permitido, el Partido Comunista de Cuba.


Los más suspicaces y paranoicos de los analistas nacionales o extranjeros de la problemática cubana con rapidez han traducido estas crípticas palabras como un augurio y preparación de las opiniones públicas, nacional e internacional, ante el inminente fallecimiento del Dr. Fidel Castro Ruz.Entre los más pobres y humildes de los residentes en el archipiélago cubano, el terror se ha apoderado de sus sentimientos.


Hay incertidumbre por lo que sobrevendrá para esta nación, que se encuentra a un paso de la transición inmediata. Una transición dura y necesaria en las conciencias de todos los actores sociales implicados en esta tragedia que se escenifica a lo largo y ancho de una estrecha isla.No hay la mínima certidumbre de cómo este cambio político, económico y social acontecerá: si de una forma planificada o mediante el peor de los caos.


Surgen las demasiado esenciales dudas en las siempre asustadas mentes de
los desinformados cubanos acerca de si esta conversión se hará a través de la violencia, con su correspondiente derramamiento de sangre y pérdida de vidas humanas, o si, por el contrario, se efectuará mediante el mayor de los pacifismos.


Es una situación de marcado stress social, contenido a duras penas, cuya principal víctima es todo el pueblo de Cuba. Una nueva psicología de la espera y el disimulo a ultranza está hoy de moda, porque esto ocurre en este tipo de sociedades cerradas cuando Dios está por morir


.cocofari62@yahoo.es
Publicado por APL

Nota: Tomado del blog Baracutey Cubano que se escribe desde Miami, USA.


Sí, asombrosamente, Dios le llamaba Jesús El Policía a Fidel Castro. Así me lo hizo saber mi exvecino el día que me regaló un cuadro del líder para que lo pusiera en la sala de mi casa. Yo acepté el regalo un poco confundida con su confesión; hasta que un día llegó una examiga que la dejé dirigiendo un Comité del Partido Comunista en una Universidad, y me lo quitó de allí y lo escondió en un estante aludiendo:"Tu casa no es una oficina".


Yo lo permití más anodadada todavía. Pronto descubrí que el vecino era un borracho, un falto de respeto y un corrupto al que apodaban todos"


Veneno".Para mí Fidel nunca fue un Dios; pero mi decepción de él vino gradual y definitivamente entre 1998 y 2003 después de pasar por un proceso de apelación al Partido Comunista y de vivir la injusticia, las mentiras y el crimen de una Primavera Negra en Cuba.

Los optimistas:



A mediados del 2007, Julito me aseguró que antes de agosto la carne de cerdo se vendería a diez pesos la libra -el salario diario de un trabajador promedio-. Al no verse cumplido su vaticinio, lo increpé en enero del pasado año sobre la fecha exacta de la rebaja cárnica.
Con su permanente sonrisa me aseguró que podría adquirir la preciada fibra -a un precio más justo- para los meses de verano.
Llegaron entonces los huracanes y el pronóstico de mi vecino se volvió una profecía amarga o, peor aún, una ingenuidad dañina. No volví a tropezármelo en varias semanas y no pude echarle en cara su triunfalismo desmedido.
Ayer, Julito ha subido hasta mi piso para hablar de otro tema. Su hija menor acaba de tomar el camino ya trazado por la anterior, después de desertar en medio de una gira artística en el extranjero.
Ambas se ha reunido en una de esas populosas ciudades de Estados Unidos y su padre no está tan triste por la separación, como alegre por el futuro de sus hijas. Sentado en la sala de mi casa me ha declarado que su esposa y él planean reunificarse con la parte exiliada de la familia. “Allá les seremos más útiles”, me dijo en el tono de quien ya ha tomado una decisión.
Tuve el impulso de preguntarle si no iba a esperar la rebaja de la carne, para después volar hacia el reencuentro familiar.
Pero sé que los padres no solemos aceptar bromas cuando de nuestros hijos se trata, así que preferí ignorar su optimismo pasado.
Le perdoné el desgaste que me provocó su predicción e incluso las apreciaciones de “pesimista” que me había lanzado ante mi recelo. Julito es de esos que aún en la escalerilla del avión seguirá tragándose sus críticas.
Después, en Boston, quizás lea este blog y probablemente me escribirá algún mail para confesarme que nunca creyó en nada, que era igual de escéptico que yo.

536 opiniones


Nota: Tomado del blog de Yoani Sánchez, escrito desde Cuba.

La joven escribe desde Cuba:




Mija me perdi es que yusimí salio de vacaciones por el fin de año y no tengo de deonde mas escribirte no e podido leer el correo que me mandaste , felicidades aunque sea atrasada por el nuevo año espero que la hallas pasado bien porque yo la pase pecima te dire que como me acorde de ti , te contare que me fui con mi esposo para rumayor todo estaba perfecto tremenda cantidad de gente nosotros llegamaos a eso de la 12.30 de la noche tremenda gosadera y el en su borrachera me llevo para la parte de atrás de la barra y me callo a piñazo poque dice que
yo le estaba haciendo seña a una que yo ni se quien es me puso el ojo encandela y con un sortija que tiene me dihizo una marca pero yo soy tan descarada que a los dos dias volvi con él y hay estoy esperando la
proxima porque cuando le aguantas una agarrate , por el barrio te cantare que todo igual Natalia paso el fin de año en casa de su esposo con su suegra que ella no soporta pero que va hacer , lino volvio para la cas de reina , si vez la niña que linda esta ella sigue igualde chusma igual que la madre, ahora esta metida en un negocito con la prima vendiendo ropa nole da para tanto pero resulve, de las demas gente no te puedo contar porque no me hablo con nadie, vi al Nino dice que la computadora del amigo estaba rota y por eso no sabia nada de ti , eso fue hace bastante no se si ya la arreglaron tambien vi a yanira me dio su numero de telefono para que la llamara es 785623asi que ya sabes , bueno eso es todo por ahorra escribeme
cuidate mucho chaooooooooooooooo, besos para tu niña , ahhh estoy en un curso de ingles asi que cuando quieras me escribes algunas palabritas para ejercitarme jajajajajajajajaja

Nota:Algunos nombres y números han sido modificados para proteger la identidad.

Thursday, January 22, 2009

La Esperanza:

"...oí una voz fuerte desde el trono decir:" Mira!. La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado."

Tomado de Revelación o Apocalipsis 21:3-4.

La Paz y La Guerra:

"Y muchas naciones ciertamente irán y dirán : "Vengan, y subamos a la montaña de Jehováy a la casa del Dios de Jacob, y él nos instruirá acerca de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas. Porque de Sión saldrá ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. Y él ciertamente dictará el fallo entre muchos pueblos, y enderezará los asuntos respecto a poderosas naciones lejanas. Y tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzarán espada, nación contra nación, ni aprenderán más la guerra. Y realmente se sentarán, cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga temblar; porque la boca misma de Jehová de los ejércitos lo ha hablado."

Tomado de Miqueas 4:2-4.

"Batan sus rejas de arado en espadas , y sus podaderas en lanzas. En cuanto al débil, que diga:"Soy hombre poderoso". Presten su ayuda y vengan, todas las naciones de en derredor, y júntense.

A aquel lugar, oh Jehová, haz bajar a tus poderosos.
....el día de Jehová está cerca en la llanura baja de la decisión."


Tomado de Joel 3:10-15

Guerra justa de Jehová:

"Proclamen esto entre las naciones: Santifiquen guerra!Despierten a los hombres poderosos!. Que se acerquen!Que suban todos los hombres de guerra!"

Tomado de Joel 3:9

Camino, paso del hombre terrestre:

" Bien sé yo, oh Jehová, que al hombre terrestre no le pertenece su camino. No pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso. Corrígeme, oh Jehová; sin embargo.....para que no me reduzcas a nada. Derrama tu furia sobre las naciones que te han pasado por alto, y sobre las familias que ni aún tu nombre han invocado..."

Tomado de Jeremías 10:23-25.

Juramento de Cargo:

El Juramento de Cargo está especificado en la Constitución de los Estados Unidos que en su artículo II, Sección 1 dice:

Juro solemnemente ( o afirmo) que voy a ejecutar fielmente el cargo de Presidente de los Estados Unidos y tendré la voluntad de dar lo mejor de mi capacidad para preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos.

Biografía mínima del nuevo Presidente de Estados Unidos:


Barac Obama, Jr es el actual presidente electo de los Estados Unidos.
Fue elegido en noviembre del 2008, y asumió el cargo a las 12:00 horas del 20 de enero del 2009. Es el número 44 de los Presidentes de este país y el primero en él afro-americano.
Obama nació en Honolulu, Hawaii, en agosto 4 de 1961. Su padre era negro y nació en Kenia, Africa, y su madre era blanca y nació en Kansas, Estados Unidos. Sus padres se divorciaron cuando era un niño y quedó al cuidado de la madre y los abuelos maternos que lo criaron y educaron.
Se graduó en la Universidad de Columbia en Nueva York en 1983 con una Licenciatura en Ciencias Políticas. Trabajó en varios empleos tras graduarse de la Universidad. Uno de esos puestos de trabajo fue como un organizador comunitario en Chicago, Illinois. En 1988 se enroló en la Universidad de Harvard en la Facultad de Derecho y se graduó con honores en 1991.
Luego de trabajar como abogado durante varios años, entró en la política, desempeñándose en el Estado de Illinois de 1996-2004 en el Senado. Fue Senador desde el 2005 hasta que ganó la elección presidencial en el 2008 por el Partido Demócrata. Su vicepresidente es Joe Biden que viene de Delaware y tiene fama , prestigio internacional y experiencia política.
Barac Obama está casado con Michelle Obama, y ellos tienen dos jóvenes hijas. La mayor es Malia de 9 años y la menor es Sasha de 7 años. Obama se casó en 1992 con Michelle Robinson. Fuma, pero está intentando detener el vicio.
Su nombre completo es Barac Hussein Obama II.
Asistió a la Escuela Primaria en Jakarta, Indonesia, después que su madre se casó con un hombre, en Indonesia.
Por doce años enseñó Derecho Constitucional a los abogados en la Universidad de Chicago, en la Escuela de Derecho.
Se opone a la guerra de Irak, al fascismo, al terrorismo internacional y al comunismo y habla de una reducción de impuestos para las clases sociales más necesitadas.

Wednesday, January 21, 2009

Primer discurso de Obama en el poder:


Discurso inaugural del presidente Barack Obama en español
ELPAÍS.com - Washington - 20/01/2009


Me presento aquí hoy humildemente consciente de la tarea que nos aguarda, agradecido por la confianza que habéis depositado en mí, conocedor de los sacrificios que hicieron nuestros antepasados. Doy gracias al presidente Bush por su servicio a nuestra nación y por la generosidad y la cooperación que ha demostrado en esta transición.
Son ya 44 los estadounidenses que han prestado juramento como presidentes. Lo han hecho durante mareas de prosperidad y en aguas pacíficas y tranquilas. Sin embargo, en ocasiones, este juramento se ha prestado en medio de nubes y tormentas. En esos momentos, Estados Unidos ha seguido adelante, no sólo gracias a la pericia o la visión de quienes ocupaban el cargo, sino porque Nosotros, el Pueblo, hemos permanecido fieles a los ideales de nuestros antepasados y a nuestros documentos fundacionales. Así ha sido. Y así debe ser con esta generación de estadounidenses.
Es bien sabido que estamos en medio de una crisis. Nuestro país está en guerra contra una red de violencia y odio de gran alcance. Nuestra economía se ha debilitado enormemente, como consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestra incapacidad colectiva de tomar decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era. Se han perdido casas; se han eliminado empleos; se han cerrado empresas. Nuestra sanidad es muy cara; nuestras escuelas tienen demasiados fallos; y cada día trae nuevas pruebas de que nuestros usos de la energía fortalecen a nuestros adversarios y ponen en peligro el planeta.
Estos son indicadores de una crisis, sujetos a datos y estadísticas. Menos fácil de medir pero no menos profunda es la destrucción de la confianza en todo nuestro territorio, un temor persistente de que el declive de Estados Unidos es inevitable y la próxima generación tiene que rebajar sus miras. Hoy os digo que los problemas que nos aguardan son reales. Son graves y son numerosos. No será fácil resolverlos, ni podrá hacerse en poco tiempo. Pero debes tener clara una cosa, América: los resolveremos.
Hoy estamos reunidos aquí porque hemos escogido la esperanza por encima del miedo, el propósito común por encima del conflicto y la discordia. Hoy venimos a proclamar el fin de las disputas mezquinas y las falsas promesas, las recriminaciones y los dogmas gastados que durante tanto tiempo han sofocado nuestra política.
Seguimos siendo una nación joven, pero, como dicen las Escrituras, ha llegado la hora de dejar a un lado las cosas infantiles. Ha llegado la hora de reafirmar nuestro espíritu de resistencia; de escoger lo mejor que tiene nuestra historia; de llevar adelante ese precioso don, esa noble idea, transmitida de generación en generación: la promesa hecha por Dios de que todos somos iguales, todos somos libres, y todos merecemos una oportunidad de buscar toda la felicidad que nos sea posible.
Al reafirmar la grandeza de nuestra nación, sabemos que esa grandeza no es nunca un regalo. Hay que ganársela. Nuestro viaje nunca ha estado hecho de atajos ni se ha conformado con lo más fácil. No ha sido nunca un camino para los pusilánimes, para los que prefieren el ocio al trabajo, o no buscan más que los placeres de la riqueza y la fama. Han sido siempre los audaces, los más activos, los constructores de cosas -algunos reconocidos, pero, en su mayoría, hombres y mujeres cuyos esfuerzos permanecen en la oscuridad- los que nos han impulsado en el largo y arduo sendero hacia la prosperidad y la libertad.
Por nosotros empaquetaron sus escasas posesiones terrenales y cruzaron océanos en busca de una nueva vida. Por nosotros trabajaron en condiciones infrahumanas y colonizaron el Oeste; soportaron el látigo y labraron la dura tierra. Por nosotros combatieron y murieron en lugares como Concord y Gettysburg, Normandía y Khe Sahn. Una y otra vez, esos hombres y mujeres lucharon y se sacrificaron y trabajaron hasta tener las manos en carne viva, para que nosotros pudiéramos tener una vida mejor. Vieron que Estados Unidos era más grande que la suma de nuestras ambiciones individuales; más grande que todas las diferencias de origen, de riqueza, de partido.
Ése es el viaje que hoy continuamos. Seguimos siendo el país más próspero y poderoso de la Tierra. Nuestros trabajadores no son menos productivos que cuando comenzó esta crisis. Nuestras mentes no son menos imaginativas, nuestros bienes y servicios no son menos necesarios que la semana pasada, el mes pasado ni el año pasado. Nuestra capacidad no ha disminuido. Pero el periodo del inmovilismo, de proteger estrechos intereses y aplazar decisiones desagradables ha terminado; a partir de hoy, debemos levantarnos, sacudirnos el polvo y empezar a trabajar para reconstruir Estados Unidos.
Porque, miremos donde miremos, hay trabajo que hacer. El estado de la economía exige actuar con audacia y rapidez, y vamos a actuar; no sólo para crear nuevos puestos de trabajo, sino para sentar nuevas bases de crecimiento. Construiremos las carreteras y los puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales que nutren nuestro comercio y nos unen a todos. Volveremos a situar la ciencia en el lugar que le corresponde y utilizaremos las maravillas de la tecnología para elevar la calidad de la atención sanitaria y rebajar sus costes. Aprovecharemos el sol, los vientos y la tierra para hacer funcionar nuestros coches y nuestras fábricas. Y transformaremos nuestras escuelas y nuestras universidades para que respondan a las necesidades de una nueva era. Podemos hacer todo eso. Y todo lo vamos a hacer.
Ya sé que hay quienes ponen en duda la dimensión de mis ambiciones, quienes sugieren que nuestro sistema no puede soportar demasiados grandes planes. Tienen mala memoria. Porque se han olvidado de lo que ya ha hecho este país; de lo que los hombres y mujeres libres pueden lograr cuando la imaginación se une a un propósito común y la necesidad al valor.
Lo que no entienden los escépticos es que el terreno que pisan ha cambiado, que las manidas discusiones políticas que nos han consumido durante tanto tiempo ya no sirven. La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno interviene demasiado o demasiado poco, sino si sirve de algo: si ayuda a las familias a encontrar trabajo con un sueldo decente, una sanidad que puedan pagar, una jubilación digna. En los programas en los que la respuesta sea sí, seguiremos adelante. En los que la respuesta sea no, los programas se cancelarán. Y los que manejemos el dinero público tendremos que responder de ello -gastar con prudencia, cambiar malos hábitos y hacer nuestro trabajo a la luz del día-, porque sólo entonces podremos restablecer la crucial confianza entre el pueblo y su gobierno.
Tampoco nos planteamos si el mercado es una fuerza positiva o negativa. Su capacidad de generar riqueza y extender la libertad no tiene igual, pero esta crisis nos ha recordado que, sin un ojo atento, el mercado puede descontrolarse, y que un país no puede prosperar durante mucho tiempo cuando sólo favorece a los que ya son prósperos. El éxito de nuestra economía ha dependido siempre, no sólo del tamaño de nuestro producto interior bruto, sino del alcance de nuestra prosperidad; de nuestra capacidad de ofrecer oportunidades a todas las personas, no por caridad, sino porque es la vía más firme hacia nuestro bien común.
En cuanto a nuestra defensa común, rechazamos como falso que haya que elegir entre nuestra seguridad y nuestros ideales. Nuestros Padres Fundadores, enfrentados a peligros que apenas podemos imaginar, elaboraron una carta que garantizase el imperio de la ley y los derechos humanos, una carta que se ha perfeccionado con la sangre de generaciones. Esos ideales siguen iluminando el mundo, y no vamos a renunciar a ellos por conveniencia. Por eso, a todos los demás pueblos y gobiernos que hoy nos contemplan, desde las mayores capitales hasta la pequeña aldea en la que nació mi padre, os digo: sabed que Estados Unidos es amigo de todas las naciones y todos los hombres, mujeres y niños que buscan paz y dignidad, y que estamos dispuestos a asumir de nuevo el liderazgo.
Recordemos que generaciones anteriores se enfrentaron al fascismo y el comunismo no sólo con misiles y carros de combate, sino con alianzas sólidas y convicciones duraderas. Comprendieron que nuestro poder no puede protegernos por sí solo, ni nos da derecho a hacer lo que queramos. Al contrario, sabían que nuestro poder crece mediante su uso prudente; nuestra seguridad nace de la justicia de nuestra causa, la fuerza de nuestro ejemplo y la moderación que deriva de la humildad y la contención.
Somos los guardianes de este legado. Guiados otra vez por estos principios, podemos hacer frente a esas nuevas amenazas que exigen un esfuerzo aún mayor, más cooperación y más comprensión entre naciones. Empezaremos a dejar Irak, de manera responsable, en manos de su pueblo, y a forjar una merecida paz en Afganistán. Trabajaremos sin descanso con viejos amigos y antiguos enemigos para disminuir la amenaza nuclear y hacer retroceder el espectro del calentamiento del planeta. No pediremos perdón por nuestra forma de vida ni flaquearemos en su defensa, y a quienes pretendan conseguir sus objetivos provocando el terror y asesinando a inocentes les decimos que nuestro espíritu es más fuerte y no podéis romperlo; no duraréis más que nosotros, y os derrotaremos.
Porque sabemos que nuestra herencia multicolor es una ventaja, no una debilidad. Somos una nación de cristianos y musulmanes, judíos e hindúes, y no creyentes. Somos lo que somos por la influencia de todas las lenguas y todas las culturas de todos los rincones de la Tierra; y porque probamos el amargo sabor de la guerra civil y la segregación, y salimos de aquel oscuro capítulo más fuertes y más unidos, no tenemos más remedio que creer que los viejos odios desaparecerán algún día; que las líneas tribales pronto se disolverán; y que Estados Unidos debe desempeñar su papel y ayudar a iniciar una nueva era de paz.
Al mundo musulmán: buscamos un nuevo camino hacia adelante, basado en intereses mutuos y mutuo respeto. A esos líderes de todo el mundo que pretenden sembrar el conflicto o culpar de los males de su sociedad a Occidente: sabed que vuestro pueblo os juzgará por lo que seáis capaces de construir, no por lo que destruyáis. A quienes se aferran al poder mediante la corrupción y el engaño y acallando a los que disienten, tened claro que la historia no está de vuestra parte; pero estamos dispuestos a tender la mano si vosotros abrís el puño.
A los habitantes de los países pobres: nos comprometemos a trabajar a vuestro lado para conseguir que vuestras granjas florezcan y que fluyan aguas potables; para dar de comer a los cuerpos desnutridos y saciar las mentes sedientas. Y a esas naciones que, como la nuestra, disfrutan de una relativa riqueza, les decimos que no podemos seguir mostrando indiferencia ante el sufrimiento que existe más allá de nuestras fronteras, ni podemos consumir los recursos mundiales sin tener en cuenta las consecuencias. Porque el mundo ha cambiado, y nosotros debemos cambiar con él.
Mientras reflexionamos sobre el camino que nos espera, recordamos con humilde gratitud a esos valerosos estadounidenses que en este mismo instante patrullan desiertos lejanos y montañas remotas. Tienen cosas que decirnos, del mismo modo que los héroes caídos que yacen en Arlington nos susurran a través del tiempo. Les rendimos homenaje no sólo porque son guardianes de nuestra libertad, sino porque encarnan el espíritu de servicio, la voluntad de encontrar sentido en algo más grande que ellos mismos. Y sin embargo, en este momento -un momento que definirá a una generación-, ese espíritu es precisamente el que debe llenarnos a todos.
Porque, con todo lo que el gobierno puede y debe hacer, a la hora de la verdad, la fe y el empeño del pueblo norteamericano son el fundamento supremo sobre el que se apoya esta nación. La bondad de dar cobijo a un extraño cuando se rompen los diques, la generosidad de los trabajadores que prefieren reducir sus horas antes que ver cómo pierde su empleo un amigo: eso es lo que nos ayuda a sobrellevar los tiempos más difíciles.

Es el valor del bombero que sube corriendo por una escalera llena de humo, pero también la voluntad de un padre de cuidar de su hijo; eso es lo que, al final, decide nuestro destino.
Nuestros retos pueden ser nuevos. Los instrumentos con los que los afrontamos pueden ser nuevos. Pero los valores de los que depende nuestro éxito -el esfuerzo y la honradez, el valor y el juego limpio, la tolerancia y la curiosidad, la lealtad y el patriotismo- son algo viejo. Son cosas reales.

Han sido el callado motor de nuestro progreso a lo largo de la historia. Por eso, lo que se necesita es volver a estas verdades. Lo que se nos exige ahora es una nueva era de responsabilidad, un reconocimiento, por parte de cada estadounidense, de que tenemos obligaciones con nosotros mismos, nuestro país y el mundo; unas obligaciones que no aceptamos a regañadientes sino que asumimos de buen grado, con la firme convicción de que no existe nada tan satisfactorio para el espíritu, que defina tan bien nuestro carácter, como la entrega total a una tarea difícil.
Éste es el precio y la promesa de la ciudadanía.
Ésta es la fuente de nuestra confianza; la seguridad de que Dios nos pide que dejemos huella en un destino incierto.
Éste es el significado de nuestra libertad y nuestro credo, por lo que hombres, mujeres y niños de todas las razas y todas las creencias pueden unirse en celebración en este grandioso Mall y por lo que un hombre a cuyo padre, no hace ni 60 años, quizá no le habrían atendido en un restaurante local, puede estar ahora aquí, ante vosotros, y prestar el juramento más sagrado.
Marquemos, pues, este día con el recuerdo de quiénes somos y cuánto camino hemos recorrido. En el año del nacimiento de Estados Unidos, en el mes más frío, un pequeño grupo de patriotas se encontraba apiñado en torno a unas cuantas hogueras mortecinas a orillas de un río helado. La capital estaba abandonada. El enemigo avanzaba. La nieve estaba manchada de sangre. En un momento en el que el resultado de nuestra revolución era completamente incierto, el padre de nuestra nación ordenó que leyeran estas palabras:
"Que se cuente al mundo futuro... que en el más profundo invierno, cuando no podía sobrevivir nada más que la esperanza y la virtud... la ciudad y el campo, alarmados ante el peligro común, se apresuraron a hacerle frente".
América. Ante nuestros peligros comunes, en este invierno de nuestras dificultades, recordemos estas palabras eternas. Con esperanza y virtud, afrontemos una vez más las corrientes heladas y soportemos las tormentas que puedan venir. Que los hijos de nuestros hijos puedan decir que, cuando se nos puso a prueba, nos negamos a permitir que se interrumpiera este viaje, no nos dimos la vuelta ni flaqueamos; y que, con la mirada puesta en el horizonte y la gracia de Dios con nosotros, seguimos llevando hacia adelante el gran don de la libertad y lo entregamos a salvo a las generaciones futuras.
Gracias, que Dios os bendiga, que Dios bendiga a América.
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia

Autobiografía de Obama:


Los Sueños de mi Padre,

Biografía de Barack ObamaAutor


La autobiografía más personal del que puede convertirse en el primer presidente afroamericano en la Historia de Estados Unidos.


Editorial ALMED publicará próximamente este testimonio clave para conocer el fenómeno Obama.


Escrita a la edad de treinta y tres años, mucho antes de que Barack Obama pensase en hacer carrera política, "Los sueños de mi padre" son las sinceras, desgarradas y reveladoras memorias de su vida.

Hijo de un matrimonio mixto entre un africano de Kenia y una americana blanca de Hawai, Barack tenía sólo dos años de edad cuando su padre los abandonó para regresar a África. Mucho tiempo después, una llamada telefónica desde Nairobi le comunica una noticia: su padre ha muerto.
Desde ese preciso instante, acompañamos a Barack Obama en el viaje que emprende en busca de sus señas de identidad, desde Hawai a Kenia, pasando por sus años de formación y compromiso como activista social en las comunidades negras de Chicago.

En palabras del propio autor, Los sueños de mi padre es la historia de “un chico en busca de su padre y, con ello, de un significado que le guíe en su vida como ciudadano estadounidense negro”.

El libro más aclamado de 2004 en EEUU.14 semanas encabezando la lista de best-seller con más de tres millones de ejemplares vendidos.

Los reyes:

"Aquí es donde entra la inteligencia que tiene sabiduría:....Y hay siete reyes:cinco han caído, uno es, el otro todavía no ha llegado, pero cuando sí llegue tiene que permanecer un corto tiempo......"

Nota: Tomado de Revelación 17:9-10 Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.

Nosotros, el pueblo:


Soy post-moderna y descreída: los discursos me provocan sueño y un líder subido a la tribuna resulta -para mí- el colmo del tedio.
Asocio los micrófonos con los llamados a la intransigencia y la elogiada oratoria de algunos, siempre me ha parecido puros gritos para ensordecer al “enemigo”.
En los actos públicos lograba escabullirme y prefiero el zumbido de una mosca antes que escuchar las promesas de un político.
He tenido que oír tantas arengas -muchas de ellas al parecer interminables- que no soy el público indicado para aguantar una nueva perorata.
Para mí, la voz que emerge de los estrados ha traído más intolerancia que concordia, una porción mayor de crispación que de llamados a la armonía. Salidos de las tribunas, he visto vaticinios de invasiones que nunca llegaron, planes económicos que tampoco se cumplieron y hasta expresiones tan discriminatorias como
“¡Que se vaya la escoria, que se vaya!” De ahí que esté tan confundida con la alocución serena que ha pronunciado hoy Barack Obama, con su manera de hilvanar argumentos e invocar a la concordia.

Me ha parecido al leerlo -no tengo una parabólica ilegal para ver la tele- que toda una retórica ha quedado condenada al siglo XX. Hemos empezado a decir adiós a esa convulsionada elocuencia, que ya no nos conmueve. Solo espero que seamos “Nosotros, el Pueblo”* quienes escribamos a partir de ahora los discursos.

* Tomado de la traducción del discurso de Barack Obama publicada en el diario español El País.

1296 opiniones

Tomado del blog de Yoani Sánchez. Escrito desde Cuba en enero 20 del 2009.

Tuesday, January 20, 2009

Comentario al poema de Adela:


Anonymous said...

Me gusta este poema, habla de cosas muy interesantes, es la biblia en filosofia vivida,No se como encontre este sitio, buscaba poesia, y me saliste, bien vale la pena haber buscado, y tropezar para bien con una cubana con tanta profundidad en lo que escribe
Ivan Nuñez
6:27 PM

Escrito desde Cuba y desde Miami, USA:


REALIDAD
Por Adela Soto Alvarez


Yo vine aquí en sueños

Y vi la paz reinar sobre las calles

Amapolas silvestres abanicar la tarde

Y una llovizna fina

Acariciarme el rostro

Yo vine aquí en cuerpo

Buscando la identidad usurpada

Y choqué con mil etnias

Con mil contradicciones

No hubo confesionario

Para mis ojos turbios

Ni hubo contemplaciones

Para mis pies descalzos

Aun así caminé

Busqué

Y me afané

Creyendo en la armonía de la sangre

Pero en cada esquina

Encontraba a un verdugo

Y en cada oportunidad

Se ocultaba un infausto

Aun así continué a pecho descubierto

Me hice visible

Traspase la ciudad

Tomé fármacos parar la incertidumbre

Y creí en una asfixia pasajera

Soplaban vientos de derecha a izquierda

Soplaban solapados de izquierda a derecha

Volaban papeles con el timbre de guerra

Y una ausencia grande invadía mis pasos

Como una ambigua nave

Circulé sobre el río

Esperando que el viento me trajera un deleite

O aunque fuera una casa donde poder asirme

Y tan sólo me gradué

De vagabunda

Con tres postgrados de imbécil

Uno de estupidez

Y una maestría en “Desencanto”


Nota: Tomado del blog de Adela Soto Alvarez.